HUESOS DESNUDOS, un libro de Eric Domergue sobre su hermano desaparecido 
jeudi 10 mai 2012, 11:56 AM
El diario argentino Página12 ha publicado este articulo el 7 de Mayo de 2012

PRESENTARON EL LIBRO "HUESOS DESNUDOS" DE ERIC DOMERGUE
El hermano que no dejó de buscar


El libro relata la búsqueda de Eric Domergue de su hermano Yves , desaparecido durante la dictadura. Tres décadas después, los restos fueron identificados en Melincué . El relato se unió entonces al trabajo de un colegio de la zona. Por Ailín Bullentini
Las emociones que le recorrieron el cuerpo el día en que supo que habían encontrado a su hermano. La relación casi filial que entabló con una profesora de secundario y un grupo de alumnos que decidieron, allá por principios de década, devolver la identidad a dos cuerpos que la habían perdido hacía más de treinta años. La búsqueda y las razones encontradas en la historia familiar. "Huesos desnudos" "Huesos desnudos" recorre las estaciones principales en las que se divide la vida de Eric Domergue, atravesada y revolucionada por el secuestro y desaparición de su hermano mayor, Yves, y de la localización de sus restos, tres décadas después. “Si estoy aquí presentando este libro, aseguro que es porque tengo cosas para contar”, confió en el marco del lanzamiento del trabajo en la Feria del Libro.
“Es un momento largamente esperado. Este trabajito me tomó diez años”, remarcó Eric, periodista, como si su paciencia no se pareciera a la de la araña. Fue paciente cuando Yves, el único de su familia que permaneció en Argentina luego del golpe de marzo de 1976, pasó a la clandestinidad –militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores– y sus encuentros se volvieron complejos. Lo fue también la tarde en la que el clandestino no se presentó a uno de esos encuentros, cuando debió comunicar a su familia esa ausencia y durante el después.
El después de búsqueda a paso de hormiga se extendió durante más de treinta años y culminó el 5 de mayo de 2010. “Carlos Maco Somigliana (del Equipo de Antropología Forense) me recibe en la sala, cierra la puerta; tiene una carpeta en la mano. Toma aire, me mira a los ojos: ‘Encontramos a Yves’. Imposible estar preparado para semejante noticia”, interrumpe el cambio de rumbo en el libro presentado el viernes pasado desde la voz de Domergue, de los periodistas Carlos Gabetta y Julia Bowland, la profesora e impulsora del proyecto con estudiantes secundarios que desembocó en la identificación de los restos, Juliana Cagrandi ; la profesora María Inés González –autora del prólogo– y el actor Eduardo Blanco.
Es que la aparición de los restos de Yves y los de su compañera Cristina, en Melincué , un pueblo del sur de Santa Fe, pegó un volantazo en el proyecto literario de Eric. “Cambió hasta el título”, confesó a Página/12. Huesos desnudos no iba a ser más que el entrelazamiento de la historia de una familia con hechos de la historia contemporánea como la guerra de Vietnam o la independencia de Argelia hasta desembocar en la desaparición del primogénito en manos de la dictadura militar argentina. “La idea era demostrar que los militares de Argentina habían sido alumnos de la contrainsurgencia de Francia en Argelia”, explicó el autor. Yves y Cristina fueron sepultados como “NN” en el cementerio de Melincué en septiembre de 1976. Habían sido abandonados, masacrados, a la vera de una ruta. “Nadie en el pueblo tenía duda de que esos dos cuerpos sin nombre habían sido víctimas de lo que había sido el terrorismo de Estado de la dictadura. Su presencia siempre fue muy fuerte y en algún momento había que impulsar la investigación, hacer algo con ellos, cerrar un círculo”, explicó Cagrandi, la docente que dio el primer paso. Lo que en 2003 fue un trabajo de aula se convirtió, con el paso de los años, en un proyecto de la escuela. “Luego de un recorrido histórico necesario para que los chicos lograran comprender la necesidad de identificar los restos, entender el proceso hasta llegar a la desaparición, asesinato y anulación de la identidad de las personas que habían provocado los genocidas, presentamos los fundamentos a Estela de Carlotto”, rememoró la docente de historia.
La existencia del expediente sobre esos cuerpos, resguardado por un militante de Montoneros que entonces trabajaba en el Poder Judicial del pueblo, ayudó a hilar las historias. En 2008, los estudiantes y la docente de Melincué conocieron a Eric. El trabajo del Equipo de Antropología Forense despejó las dudas: “La mano amiga de quienes te encontraron, te desenterraron, te cuidaron, te devolvieron una identidad y una familia”, describió Eric en una carta a su “hermano, compañero”.
"Huesos desnudos", "Huesos desnudos", entonces, se convirtió en el racconto del camino de búsqueda de identidad, de Justicia y de reafirmación de una “memoria colectiva” en el que la vida del autor se entrecruzó con la de un pueblo pequeño, una escuela, una docente y un grupo de estudiantes que hoy son adultos. “La lucha y el compromiso de Yves, que dio la vida por un país mejor, es lo que uno trata de inculcarles a los alumnos: si uno no lucha para que las cosas cambien, nada va a pasar”, reflexionó la docente


Ajouter un commentaire ( 13 lectures )   |  permalien   |   ( 3 / 415 )

| 1 | 2 | Suivant> >>